lunes, 20 de octubre de 2008

LOS ANIMALES HOMEOTERMOS

Se llaman homeotermos a los animales que pueden conservar la temperatura interna de su cuerpo, independientemente de la temperatura exterior, del tiempo que haga.Son animales homeotermos los mamíferos y las aves.
Los mamíferos mantienen una temperatura corporal de 34 a 38ºC, según la especie, gracias a la termorregulación.. Los mamíferos no solamente controlan su temperatura, en realidad controlan la temperatura y todos los demás factores internos mediante la homeostasis.
Cuando decimos que con la homeotermia se consigue mantener constante la temperatura del cuerpo, nos estamos refiriendo a la temperatura en el centro del cuerpo, a la temperatura interna; puesto que la temperatura de la superficie del animal puede variar según la temperatura exterior.
Podemos considerar la homeotermia como otra adaptación de los mamíferos para poderse independizar del medio ambiente.En este sentido, a pesar de que supone un mayor coste en alimentación el hecho de regular la temperatura interna, a los mamíferos les ha permitido poder estar activos pese a que haga frío en momentos concretos o les ha posibilitado vivir en climas fríos. A los mamíferos controlar su temperatura corporal les ha dado ventajas respecto a los reptiles, antiguos señores del planeta, y ha supuesto su dominio frente a los animales que no tienen esta capacidad de mantener constante la temperatura (poiquilotermos).
La temperatura del cuerpo de los mamíferos no varia mucho porque hay un equilibrio entre la producción de calor (termogénesis) y la pérdida de calor (termolisis). Las pérdidas de calor se minimizan mediante los mecanismos de conservación del calor corporal.Tal como indica su nombre, de forma general, la producción de calor se denomina termogénesis (de termo=temperatura y génesis=origen). Pero en los mamíferos existe el fenómeno de la endotermia. La endotermia está asociada con una producción de calor importante que permite que estos animales y las aves pueden mantener constante su temperatura interna corporal, gracias a que tienen estrategías para minimizar o maximizar las pérdidas de calor.
De este modo, cuando la temperatura corporal del mamífero sube por encima de los valores normales se activan los mecanismos responsables de perder calor. En cambio, cuando el cuerpo experimenta un ligero enfriamiento enseguida actúan los mecanismos que conservan el calor del animal. Quien se encarga de que el cuerpo esté a la temperatura adecuada es el centro termorregulador.
A estos animales los distinguimos fácilmente porque son los que tienen plumas. En realidad son las plumas en lo que se basan los científicos para decidir si un animal es un ave o no. Las aves son vertebrados ovíparos, de sangre caliente, corazón con cuatro cavidades, circulación doble y completa, respiración pulmonar, pico córneo y extremidades torácicas en forma de alas Si tiene plumas: es un ave. Si no tiene plumas: entonces no es un ave. Sólo las aves tienen plumas, y todas las especies de aves tienen plumas.

No hay comentarios: